Vivir cercanos al mar beneficia nuestra salud según la ciencia

Tan solo basta con imaginar vivir cerca del mar. Aunque numerosos estudios se han encargado de demostrar que llevar una vida cerca de la playa nos permitirá una vida muy saludable. A través de estas investigaciones se ha demostrado que cuando pasamos gran tiempo junto al mar, se hacen presente numerosos efectos que llegan a ser positivos para la salud y el bienestar, así lo señala Pedro Luis Cobiella hospiten quien es el presidente del grupo Hospiten.

Desde el mismo momento en que tenemos la sensación de estar cerca de la playa, ya nos sentimos saludables, y esto no se trata de algo nuevo. Tomando en consideración tal afirmación, los médicos acostumbran a recomendar que se hagan viajes hasta la costa o que se realicen visitas esporádicas a las clínicas que son especializadas en ofrecer tratamientos a base de baños de agua de mar, que son conocidos desde principios del siglo XVIII. Y es que en referencia a este tema, los científicos enfocados en las ciencias del mar se ocupan en estudiar los beneficios que conlleva la cercanía de los océanos para la salud.

Mathew White, quien es psicólogo ambiental en Exeter, se dedicó a realizar un estudio en Inglaterra en donde se analizaba en qué cantidad llegaba a afectar la salud de las personas vivir cerca de la costa. Este estudio arrojó como resultado que las personas que se mantenían en contacto con el mar de forma constante llegan a mostrar mejores índices de salud tanto física, como mental.

Posiblemente se llega a pensar que las personas que viven en las proximidades de la costa cuentan con más recursos económicos siendo esta la razón por la que cuentan con un mejor acceso a lo que es la atención médica. Sin embargo, en este estudio se pudo encontrar que los beneficios han de ser mayores en aquellas comunidades que son socio-económicamente menos favorecidas.

En tal sentido, White señala que el ambiente de la playa brinda la capacidad de minimizar el estrés y también de promover la actividad física. Cuando llegamos a vacacionar cerca del mar o se vive en sus cercanías, sin que sea importante que se trate de un lugar lujoso o con menores recursos, esta demostrado que nos ayuda a vivir más felices y tranquilos.

Y es que entre los muchos aspectos favorables encontramos el aire que se mantiene en constante circulación, han de influir para que quienes viven cerca mantengan una mejor salud. Así mismo, cuando tenemos el conocimiento de que el mar se encuentra muy cercano a nosotros, ello llega a funcionar como una terapia tanto física y psicológica, y es la razón primordial por la que muchos centros de tratamiento bien sea para enfermedades, como para la relajación, buscan las playas para ubicar sus sedes.

Incluso, se ha comprobado que la mezcla que surge del aire marino, con el sonido de las olas llega a brindar una relajación inigualable para quienes pueden llegar a disfrutar de forma continua de ese beneficio, lo que también ayuda con los problemas de sueño y a que se incremente la creatividad.