Nadie te va a recordar por tu currículum, sino por tu forma de ser». Víctor Kuppers

Es conocido como uno de los conferenciantes mejor pagados y además de los más prestigiosos. Cada una las charlas de Victor kuppers suelen ser seguidas por miles de personas quienes intentan conseguir a través de él las claves de la motivación.

Si deseas contratar Victor Küppers, debes saber que es experto en ventas también, y por ello lo tiene muy claro: «Vivimos en la queja continua, tenemos que parar y cambiar porque vamos como pollos sin cabeza»

Víctor Küppers es originario de Eindhoven Holanda, y su mayordn es tener un pico de oro y un extenso currículum. Cursó estudios de economía, para luego doctorarse en Humanidades A sus 28 años tuvo un accidente que lo postró durante medio año en la cama «y seis meses en la cama dan para mucho», afirma.

Entonces fue cuando hizo clic, y decidió leer lo que le gustaba para rehacer su vocación. En la actualidad con su charla motivacional victor kuppers es uno de los formadores más prestigiosos, sus conferencias en relación a la motivación y las ventas suelen ser escuchadas por miles de personas y las empresas se lo rifan, sin que él le sume importancia: «Solo soy un tipo con mucha suerte».

Hay personas que no necesitan motivarse, han nacido motivadas y tienen la suerte de que sus cosas le van bien que no sería normal que se desmotiven.

Küppers señala que no es tarea sencilla gestionar los distintos egos en las empresas, que en ellas se puede notar que existen numerosos muchos jefes merluzos, pero para ser buen jefe se debe tener una mentalidad de ayudar al equipo para que sean mejores personas, mejores profesionales, y estamos conscientes de que existen pocos jefes que cuentan con esa mentalidad.

Muchos mantienen la idea de que si alguien es alegre es un vago y superficial, mientras que el mustio y rancio es un profesional. Contrariamente, se debe aspirar a profesionales alegres; pues nos gusta la alegría, y por supuesto nos gusta trabajar en entornos alegres.

Motivar a un motivador

Victor Küppers señala que ha tenido muchos días que no han sido tan buenos, aunque tiene la suerte malísimos, lo que pasa es que tiene la suerte de que, al explicarlos se convence del concepto. El cree que lo fundamental recae en encontrarle sentido a lo que se hace: cuando le encuentras el sentido a la vida, eso motiva.

El secreto de la pasión se encuentra en tener un propósito, cuando se tiene un propósito (tu trabajo, tu familia, lo que sea…) entonces la motivación resulta más sencillo de encontrar, y con ello más fácil de asumir cada día en conjunto con las preocupaciones. Esto viene a ser como una misión.

En las empresas o cualquier trabajo existen personas que no van contentos a su trabajo cada día, y no se trata de una falla en lo personal sino porque tienen un jefe que presume de sus condiciones, reales o imaginarias.

Más allá de eso, todos cantamos con aspectos relevantes y los más resaltantes guardan relación con la vida personal: la pareja, los amigos, los hijos, padres.

En el momento en que esa parte de nuestra vida va bien, entonces es más sencillo ir motivado por la vida. La clave se encuentra en saber cuidar las cosas que son importantes, y a esas personas que más queremos.