El agua de mar contiene propiedades curativas

Cuando pensamos en vacaciones, lo primero que quizás se nos viene a la mente es alguna escapada a la costa para disfrutar de un baño entre las olas, de un merecido descanso observando el mar o de alguna caminata por la orilla. Pero posiblemente no muchos conocen los beneficios que le otorga el agua de mar a la salud.

Gracias a la ciencia, se ha podido demostrar que la vida cuenta con una procedencia marina, de hecho, el agua de mar presenta una composición química bastante similar al plasma sanguíneo, en tal sentido los expertos han coincidido en que resulta muy beneficiosa para los seres vivos.

Se sabe que el emperador de China Fu-Shi, fue conocido como el padre de la medicina marina, debido a que fue el primero que consideró las virtudes medicinales que contiene el agua de mar. No siendo algo nuevo, hace más de cuatro mil años, el emperador ya recomendaba el consumo de algas y de agua del mar a fin de poder recuperar y conservar la salud.

En épocas más recientes, a principios del siglo pasado, René Quinton investigador francés descubrió que los componentes del agua marina eran los mismos que se encuentran en las células del cuerpo. Durante años este investigador se dedicó a indagar en los beneficios del agua de mar para la salud, incluso fundó los “Dispensarios marinos”, instituciones sanitarias en donde se empleaba el agua de mar isotónica con el objetivo de curar distintas enfermedades como por ejemplo el cólera, la tiroides, la desnutrición y los problemas de la piel.

El agua de mar contiene elementos químicos naturales como el hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, magnesio, sodio, potasio, yodo, calcio, hierro, fósforo, flúor y zinc, entre otros, esta es una composición distinta a la que se encuentra en espejos de agua dulce como ríos, lagos y lagunas, además todo ello la convierten en una gran aliada para nuestra piel y el cuerpo en general.

Propiedades del agua de mar

  • Antiséptico y antibiótico: ayuda a la cicatrización y curación de cortes y de heridas.
  • Relajante muscular: se sabe que el yodo es un elemento que favorece la recuperación de ciertas lesiones, pero además flotar en el mar o nadar relaja los músculos, lo que resulta ideal para quienes están haciendo rehabilitación o tratamientos post operatorios.
  • Trata enfermedades de la piel: El agua de mar actúa como exfoliante natural debido a sus minerales por lo que es útil para tratar enfermedades en la piel como la psoriasis, alergias y eccemas. Los minerales que se encuentran en el agua pueden eliminar bacterias y microorganismos acelerando la curación de la piel de forma rápida y eficaz. También es beneficioso contra la picazón del cuero cabelludo.
  • Alivia problemas respiratorios: se recomienda respirar la brisa marina y el agua salada ya que ello puede ayudar a los pulmones a eliminar toxinas siendo favorable para curar catarros, resfríos y tos con flema.
  • Tratamiento para los problemas reumáticos. El hecho de bañarse de manera regular en el mar resulta beneficioso para las personas que presentan problemas reumáticos ya que el agua del mar ayuda a minimizar los intensos dolores que son provocados por la artritis o la artrosis.